facebook twitter   home contacto
Hipoacusia  

¿QUÉ ES LA HIPOACUSIA?
La hipoacusia es la disminución de la sensibilidad auditiva. Puede presentarse en forma unilateral, cuando afecta a un solo oído, o ser bilateral cuando ambos oídos lo están. La audición como tal conforma parte de los 5 sentidos que nos permiten relacionarnos con el medio y constituirnos en seres sociales. Es el sentido que por excelencia nos permite comunicarnos; quienes no reciben un tratamiento oportuno, desde el medicamentoso hasta el quirúrgico y/o implantación, están mayormente expuestos a la soledad, aislamiento y padecimiento de otras enfermedades que no hacen más que complicar el bienestar del paciente. En esta área, desde la Asociación, nuestra función se focaliza en la orientación a los potenciales usuarios y/o familiares sobre los tratamientos más actualizados y personalizados para cada caso, en particular de acuerdo a lo indicado por el médico tratante. Por tal motivo realizamos tareas de difusión puesta al servicio de la sensibilización y concientización para que la información sea accesible a todos los que la necesitan.

PÉRDIDAS AUDITIVAS: HIPOACUSIA NEUROSENSORIAL
La hipoacusia es una pérdida total o parcial de la audición, puede ser congénita o adquirida, temporal o permanente y estar provocada por diversas causas.

Según datos de la OMS

  • De cada 1.000 nacidos, 1 padece una Hipoacusia Severa o Profunda.

  • De cada 750 nacidos, 1 padece algún tipo de Hipoacusia.

  • De cada 60 nacidos ingresados en UCI, 1 tiene Hipoacusia.

  • En el 40% de los casos se desconoce la causa.

La ausencia de estímulo auditivo determina la no adquisición del lenguaje, por ello es preciso detectar cualquier problema auditivo y estimular al lactante precozmente.

En la actualidad todos los especialistas coinciden, a la vista de las nuevas técnicas quirúrgicas y de la alta tecnología audio-protésica y de Implantes Cocleares, en la importancia del momento de la detección, diagnóstico e inicio del tratamiento de la pérdida auditiva.

No existe ningún tratamiento que cure este tipo de pérdidas de audición por lo que debemos hablar de tratamientos paliativos que mejoran la percepción sonora, disminuyendo o compensando la repercusión de la deficiencia auditiva sobre el desarrollo del lenguaje del niño.

Actualmente disponemos de los siguientes sistemas:

  • Amplificación mediante el uso de audífonos.
  • Estimulación eléctrica del nervio auditivo mediante los Implantes Cocleares.

Y otras ayudas que complementan a las anteriores. Ambos tratamientos deberán acompañarse de estimulación auditiva y del lenguaje.

El medico otorrinolaringólogo indicará y aconsejará a los padres en relación al tipo de tratamiento más conveniente para su hijo. Entonces, volviendo a la pregunta inicial y siguiendo como fuente a zonapediatrica.com podemos definir:

¿Qué es la hipoacusia?
Hipoacusia es la pérdida de la audición que puede ser de grados de severidad diferente.

Se calcula que de cada 1000 nacimientos, 2 a 3 bebés presentarán pérdida de la audición. Esto demuestra la importancia de evaluar si la audición es normal, a todos los bebés que nacen y antes de cumplir los 3 meses de vida.

¿Es lo mismo que sordera?
La sordera es la pérdida total de la audición, mientras que la hipoacusia es la pérdida parcial, presentando diferentes grados que van desde leve, moderado, severo y profundo.

¿Solo los bebés con alguna enfermedad o predisposición, tienen hipoacusia?
Hay un grupo de bebés que tienen lo que se denomina "factores de riesgo auditivo", pero otros no presentan ninguna causa aparente que lleve a sospechar la presencia de una hipoacusia. Esta es la razón por la que se recomienda la pesquisa universal (A TODOS LOS NACIDOS) antes de los primeros 3 meses de vida.

¿Está al alcance de todas las pesquisas universales de hipoacusia?
Hay una Ley Nacional que lleva el Nº 25415 que desde Abril de 2001 rige la obligatoriedad del estudio auditivo en todo nacido antes de los tres primeros meses de vida. Esta Ley crea el "Programa Nacional de Detección Temprana y Atención de la Hipoacusia".

¿Cuál es el beneficio de la evaluación auditiva universal?
Posibilita el diagnóstico temprano de sordera o hipoacusia en un niño. Esto permite la intervención inmediata con la estimulación auditiva y el equipamiento protésico, evitando las demoras y pérdida de tiempo que llevaría a un retraso en la adquisición del habla y del lenguaje. El diagnóstico y tratamiento inmediato de la hipoacusia - antes de los 6 meses de vida - brinda a los niños la posibilidad de alcanzar un desarrollo normal del lenguaje, mejorando el rendimiento escolar, el aprendizaje y el ajuste adecuado en la sociedad. En algunos países desarrollados ya se realizan en forma obligatoria las pruebas para la detección de hipoacusia en todos los recién nacidos.

¿Cómo puedo sospechar que mi bebé tiene un problema de audición?
Si el bebé desde el nacimiento hasta los 3 meses no se sobresalta ante ruidos fuertes Si el bebé entre los 6 y 8 meses de edad no gira la cabeza en dirección a los sonidos y no balbucea.

Si el bebé al año de vida no ha desarrollado la capacidad de localizar de dónde vienen los sonidos, ó ha empezado a balbucear y luego ha dejado de hacerlo.

El índice de sospecha más importante es LA PREOCUPACION DE LOS PADRES ACERCA DE LA AUDICION DE SU HIJO O DEL DESARROLLO DE SU LENGUAJE

¿Cómo se realiza la pesquisa de hipoacusia?
Si bien hay varios métodos posibles, actualmente se prefiere para pesquisa universal el denominado "otoemisiones acústicas".

Esta prueba se basa en que las células de la cóclea (el órgano de la audición que se encuentra en el oído interno) tienen la propiedad de emitir pequeños sonidos al ser estimuladas con un ruido. La emisión de estos pequeños sonidos (que son detectados por un micrófono en miniatura que se ubica en el conducto auditivo del bebé) nos dice que la cóclea está funcionando y que el bebé oye normalmente.

¿Este estudio es molesto o incomoda al bebé?
No produce ninguna molestia. Se realiza a través de un pequeño dispositivo que se coloca en el oído del bebé mientras duerme o está despierto y tranquilo. El procedimiento es muy rápido (unos 3 minutos); no duele, es confiable y no necesita de una preparación especial del bebé. Solo tiene que estar tranquilo y relajado, como después de alimentarse.

¿Puede pasar que el estudio "de bien" y, aún así, el bebé tenga un problema de audición?
El método por otoemisiones acústicas puede detectar el 98% de las hipoacusias en los bebés. Hay un 2 % que no es detectado. Por eso, aunque el estudio haya "dado bien", pero por algún motivo se sospeche un problema en la audición, debe consultarse al Pediatra para que éste indique la derivación al especialista otorrinolaringólogo quien, a su vez, derivará al bebé a un estudio auditivo completo.

¿Puede pasar que el estudio "de mal", y aún así el bebé escuche normalmente?
Para evitar estas situaciones es que el estudio se repite en dos oportunidades sucesivas: la primera antes del alta ó antes de que el bebé cumpla un mes, y la segunda antes de los 2 meses de vida.

Si después de las dos pruebas existen dudas sobre la audición del bebé, éste será derivado al especialista para que realicen otros estudios especiales que nos pueden decir con certeza cómo está la audición.

¿Qué bebés tienen riesgo de presentar hipoacusia?
Un bebé es de alto riesgo cuando presenta alguna de las siguientes características:

  • Requirió estar en Terapia Intensiva en los primeros meses de vida.

  • En la familia hay antecedentes de hipoacusia.

  • Nació con malformaciones de la cara ó de la cabeza.

  • Pesó menos de 1500 gramos al nacer.

  • Tuvo ictericia grave ("se puso amarillo").

  • Tuvo meningitis.

  • El parto fue traumático (muy difícil).

  • La mamá tuvo durante el embarazo rubeola, toxoplasmosis, sífilis, HIV o Citomegalovirus.

Asimismo es importante definir el mejor tratamiento para los casos de sordera profunda que es el implante coclear siguiendo a la fuente de la web dela Federación de Asociaciones de Implantados Cocleares de España.

¿Qué es un implante coclear?
Un implante coclear es un dispositivo implantado quirúrgicamente que ayuda a superar algunos problemas de audición cuyo origen está en el oído interno, o cóclea. La cóclea, también denominada "caracol", es un tubito enrollado en forma de caracol ubicado en la parte del oído conectada al nervio auditivo.

¿Qué más se puede agregar respecto a un Implante Coclear?
El I.C. es un aparato que sirve para recuperar la audición en los casos de hipoacusia severa a profunda unilateral o bilateral y se compone de partes internas y partes externas.

Las partes internas se colocan mediante cirugía clínica con anestesia general y se componen del estimulador /receptor y los electrodos que van conectados a la cóclea. Las partes externas se componen del procesador de audio, el cable, el micrófono y la antena.

Todo ello funciona de la siguiente manera:
Los sonidos son recogidos por el micrófono, transformados en señales eléctricas en el procesador externo, enviados a la parte interna del implante coclear a través de la bobina, que se une a la porción interna del implante a través de un imán. La señal viaja hasta los electrodos colocados adentro de la cóclea, y estos a su vez estimulan el nervio auditivo, quien es el encargado de transmitir la señal eléctrica al cerebro donde es interpretada como sonido.

¿Hay diversos I.C. o todos son iguales?
Actualmente, existen en el mercado argentino tres marcas de I.C. (Nucleus, de la casa Cochlear, australiano, HiRes 90K Advantage, de la casa Advanced Bionics, Americana y Med - el, austriaco); cada una de ellas tiene diversos modelos. Las diferencias están relacionadas con el número de electrodos y las estrategias de programación; aunque las tres marcas están fabricando implantes de última generación muy fiables y avanzados.

¿Quién puede beneficiarse de un I.C.?
En principio, aquellas personas que padecen sordera profunda neurosensorial bilateral - en algunos casos también severos - y que no obtienen beneficio auditivo con audífonos convencionales.

¿Todas las personas sordas pueden llevar I.C.?
El I.C. es una ayuda auditiva para algunos tipos de sordera. Por tanto, el equipo multidisciplinar de un Centro Implantador debe valorar el caso individualmente y después de una serie de pruebas comunican a la persona en cuestión o a sus familiares si es un candidato al mismo.

¿Cómo sé que soy candidato?
Por el resultado de las pruebas previas que deben realizarse en un Centro de I.C.

¿Existen alternativas a los implantes cocleares?
En estos momentos, las sorderas neurosensoriales bilaterales pueden ser paliadas, según su grado, con audífonos digitales o con I.C.

¿Qué diferencia existe entre implantados pre-locutivos y post-locutivos?
Las personas pre - locutivas son aquellas que han nacido sordas o las que han adquirido la sordera a edades tempranas y aún no han incorporado el lenguaje. Las personas post - locutivas son las que han perdido la audición después de tener adquirido el lenguaje y que tienen huellas auditivas en su cerebro, porque han oído previamente.

¿Hay algún implante sin cable?
NO, todas las marcas utilizan cables.

¿Quién saca mayor beneficio del implante?
Las personas post - locutivas con una sordera de poco tiempo de evolución, así como los niños implantados precozmente, por su mayor plasticidad neurosensorial.

¿Siempre llevaré el mismo I.C. o tendré que cambiármelo?
Las partes externas del I.C. van sufriendo transformaciones para mejorar el producto y la calidad del mismo, pero están relacionadas con el software del ordenador con que se programan así como en el tamaño, cada vez más miniaturizado.

En cuanto a las partes internas, es posible que haya que cambiarlas pero en casos concretos (roturas por traumatismos o aparatos defectuosos).

Ahora bien, hemos de tener presente que el I.C. es un aparato auditivo electrónico y como tal, sufre modificaciones importantes a lo largo del tiempo (nuevos modelos más precisos y avanzados) y con ello cabe pensar que a la larga - tal vez años - habrá que pensar en una re – implantación.

Antes del I.C. ¿Qué tipos de pruebas me realizarán para saber si puedo llevar I.C.?
Las pruebas para valorar a un candidato a I.C. son las siguientes:

  • Revisión otológica general.
  • Audiometrías.
  • Potenciales evocados.
  • Otoemisiones acústicas.
  • Tomografía y/o Resonancia Magnética.
  • Radiografías.
  • Examen logopédico y de lenguaje.
  • Evaluación psicológica

Y las que el equipo multidisciplinar del Centro Implantador considere oportunas, según el caso.

¿Existe algún inconveniente al llevar I.C.?
Los mayores inconvenientes que se pueden derivar del uso del I.C. es que deben de cuidarse las partes externas, deben evitarse los golpes y evitar su uso con ciertos deportes, sobre todo, deportes que puedan ser de contacto.

Operación ¿En qué consiste la operación que me realizarán?
Es una operación que dura aproximadamente unas tres horas, con anestesia general. Colocarán los electrodos en la cóclea o caracol y deben de rebajar el hueso temporal para ubicar allí el estimulador receptor y fijarlo. Después de esto, se cierra y sutura la zona. Los puntos se retiran al cabo de una semana.

¿Cuáles son los riesgos de la implantación?
Las normales de cualquier entrada en un quirófano, con anestesia general. la cirugía de I.C., no entraña mayores riesgos que cualquier otra operación de microcirugía otológica.

¿Cuánto tiempo tendré que estar ingresado en el hospital o clínica?
Dependerá de las normas de cada Centro Implantador, de cual sea su estado general, pero lo habitual suelen ser 1 día de estancia.

¿Cuánto se tarda en recuperarse después de la operación?
Normalmente muy poco tiempo. Algunas personas han notado vértigos o dolor de cabeza, pero han desaparecido al poco tiempo.

¿Me cortarán mucho trozo de pelo o me rasuraran la cabeza para ponerme las partes internas?
La mayoría de Centros Implantadores tienen en cuenta este detalle y suelen ser muy sensibles. No se rasura la cabeza, solo la parte donde se va a trabajar.

¿Hay infecciones habitualmente, después de la operación?
No suele ser normal que las haya, aunque si tenemos constancia de algún punto infectado ó algún queloide.

Después de operarme, ¿oiré en seguida?
No, pasa alrededor de un mes después de la intervención antes que se conecten las partes externas del aparato y empezar a oír. La zona debe haber cicatrizado totalmente.

Rehabilitación ¿En qué consiste la rehabilitación?
En sacar el máximo provecho auditivo del I.C.. Para ello es necesario detectar los sonidos y las voces, identificarlos y saber a que corresponde cada uno.

¿Cuánto dura la rehabilitación?
La rehabilitación es la parte más importante después de una operación de I.C. El factor tiempo dependerá en gran medida de la evolución del paciente y de la sordera padecida según sea post - locutiva o pre - locutiva, y del tiempo de de-privación auditiva, pero por lo general una rehabilitación suele durar entre un periodo de 6 meses y un año.

¿Qué mantenimiento requiere el I.C.?
El mantenimiento que requiere un I.C. es sencillo, es tener sumo cuidado con las partes externas para evitar al máximo que puedan sufrir daños o golpes y con el cable que une el procesador con el micrófono ya que con los roces puede ser la parte que más se rompe y por lo tanto es un factor a tener en cuenta. En definitiva hay que tener sumo cuidado para evitar daños externos que puedan afectar al mal funcionamiento del I.C. Por otro lado es conveniente llevar el procesador al servicio técnico para limpiar los polos de conexión de las pilas o baterías cada 6 meses, aproximadamente.

¿Cuánto duran las pilas o baterías del I.C?
Normalmente eso dependerá en gran medida del uso continuado que se le pueda del al I.C. y a la cantidad de información sonora que reciba el procesador, ya que cuanto más deba trabajar el procesador para interpretar sonidos más batería gasta. Por otro lado también dependerá de la calidad de las pilas o baterías utilizadas, normalmente deben de ser alcalinas que son de mayor duración.. Pero en un conjunto general las pilas y baterías suelen durar alrededor de un día ó día y medio, según casos.

¿Cada cuanto tiempo se realizan las revisiones del I.C.?
Este punto dependerá mucho de la evolución del paciente y los buenos resultados que pueda obtener con el I.C., pero al principio de la implantación las revisiones suelen ser más periódicas, normalmente cada tres meses, para evaluar el rendimiento que el I.C. proporciona al paciente implantado. Una vez el rendimiento ya empieza a ser regularizado y sin que haya ningún problema añadido, las revisiones pueden reducirse a 2 veces por año para llevar un control del estado del paciente.

¿Se puede dañar con facilidad el I.C.?
En principio el I.C. no debería dañarse si no existe una causa externa que lo motive (golpes o malos usos), no obstante al tratarse de un mecanismo electrónico puede sufrir averías por el uso continuado, aunque este punto no es del todo probable aunque hay que tenerlo en cuenta. Por otro lado se ha comprobado que la parte que más daños sufre el I.C. es el cable de unión procesador - micrófono. ya que es la parte que más se desgasta y que más posibilidades tiene de romperse y estropearse.

¿Existe algún riesgo por bañarme o nadar con las partes internas del I.C.?
El riesgo que puede existir con el Implante Coclear al bañarse con las partes internas es solo los primeros meses después de la operación, ya que la cicatriz aun es muy reciente y hay que tener sumo cuidado con frotarse la parte implantada durante los primeros meses ya que aún esta en periodo de cicatrización y como medida de seguridad `para evitar lesiones posteriores. En cuanto a nadar no existe ningún riesgo, solo que al principio se ha de evitar en lo mayor posible zambullirse en el agua durante los primeros meses.

¿Es malo recibir golpes en la parte implantada?
Si, ya que el hecho de recibir un golpe podría dañar la parte interna del I.C. con la necesidad de tener posteriormente que volver a implantarse para cambiar la parte dañada; por eso es muy conveniente evitar en lo posible darse golpes en la parte implantada y sobre todo los niños de corta edad que son las personas que más riesgos pueden tener por su alto nivel de actividad (juegos con sus amigos etc...).

¿Qué ocurre si, debido a un golpe, se me rompen las partes internas (estimulador) del I.C.?
En el caso de que se sufra un golpe con rotura en la parte implantada interna (estimulador) lo más probable es que el estimulador del implante deje de funcionar correctamente, en tal caso se debería que sustituir el estimulador dañado por otro nuevo con el consiguiente paso de nuevo por el quirófano., teniendo que volverse a someter a una intervención quirúrgica para poder reimplantarlo, extrayendo el estimulador estropeado y colocando el nuevo estimulador.

¿Son caros los recambios como el cable o el micrófono?
Los recambios del I.C. suelen ser de un precio elevado dado su importancia para el funcionamiento del implante, aunque los precios varían un poco según las diversas marcas y modelos siendo la parte menos cara el cable, ya que es el consumible que mayor se repone y que dado su uso es el que más tendencia tiene a estropearse.

Resultados ¿Podré entender la televisión, la música o el teléfono?
En este caso dependerá mucho del tipo de sordera o duración de la misma, ya que en el caso de los pre-locutivos el hecho de poder entender la Televisión, la música o el teléfono puede resultar algo más complejo dado, sobre todo, por el tiempo de su hipoacusia antes del I.C. Por lo tanto también en estos casos se necesitará una mayor rehabilitación y práctica auditiva con dichos aparatos domésticos. En el caso de los post-locutivos la posible comprensión de dichos aparatos puede resultar menos compleja e incluso más significativa ya que muchos post-locutivos pueden llegar a mantener conversaciones telefónicas y discriminar la música.

Una vez implantado, ¿cómo voy a oír?
Al principio, cuando las partes externas son colocadas y programadas, la recepción del sonido se oye de un modo metalizado y con mucha falta de discriminación de los sonidos y el habla, pero a medida que se vayan acoplando los electrodos a nuestro oído y con las pertinentes reprogramaciones y ajustes periódicos, y la adecuada rehabilitación, nuestra discriminación será mayor.

¿Se pueden practicar deportes con el I.C.?
La práctica de los deportes no está restringida por el hecho de llevar I.C., pero debemos tener en cuenta y ser conscientes de que se trata de un aparato electrónico que necesita de unos cuidados, por lo consiguiente es aconsejable que al realizar deportes, las partes externas del I.C. sean extraídas. En el caso de los deportes de contacto, es aconsejable no realizarlos, ya que en el caso de recibir algún golpe en la parte interna (estimulador) ésta podría resultar dañada.

Una vez implantado, ¿se diferencia la voz de una persona respecto a otra?
A medida que vayamos avanzando en la rehabilitación, en la estimulación y programaciones del I.C. notaremos que la discriminación de las voces resulta más clara con respecto a cada persona interlocutora, se podrá diferenciar los timbres y entonaciones de las diferentes voces, llegando a poder diferenciar claramente con ello a cada persona.

¿Puedo tener vértigos?
Cuando pasamos por el quirófano para que nos implanten un I.C. quirúrgicamente, en el post-operatorio en algunas ocasiones, y según cada persona, puede dar como resultado que notemos vértigos, (como en cualquier otra intervención quirúrgica de anestesia general) pero dichos vértigos desaparecen a los pocos días de la operación. Una vez implantado y con las partes externas colocadas, no hay riesgo de sufrir vértigos a no ser que sea por motivos de otra patología asociada.

Si padezco acúfenos, ¿se reducirán, aumentarán o seguirán igual?
Desgraciadamente el I.C. no elimina los acufenos en las personas que lo padecen pero sí llega a enmascararlos hasta el punto de que pueden llegar a ser imperceptibles. Esto es debido a que al recibir información sonora de diferentes niveles con el I.C. los acufenos quedan enmascarado por el sonido. Con ello podemos decir que la persona que sufre acufenos no los verá reducidos, pero tampoco le aumentaran, sino que seguirá con ellos pero notará que son menos acentuados al recibir mayor información auditiva.

No dude en contactarse con nuestra Asociación por cualquier cuestión relacionada con esta patología.

 


APAC. Asociación Civil Ayuda al Paciente Crítico.
Salguero 2835 Piso 5º A • (C1425DEM) C.A.B.A. • Argentina • Tel:  (54) 011 4801-9506 (de Lunes a Viernes de 12 a 19 horas)
e-mail: info@apac.org.ar